vaca_castro_piura

Carátula

Contenido

Prólogo

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Capítulo XII

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO XII

La Guerra Civil llega a Piura

 

01.- Pizarro visita San Miguel.

02.- La rebelión peruana.

03.- La rebelión de Cosme Chinguel.

04.- La muerte de Almagro.

05.- El escudo de la ciudad de San Miguel.

06.- La misión de Lorenzo de Aldana.

07.- Dudas sobre el escudo de Piura.

08.- El Dr. Garrido Lecca halla al verdadero escudo.

09.- La fundación de Guayaquil.

10.- La leyenda de El Dorado.

11.- Descubrimiento del Amazonas.

12.- Asesinato de Pizarro

13.- Arribo de Vaca de Castro.

14.- Los piuranos y Vaca de Castro.

15.- La rebelión de Almagro el Mozo.

16.- Ahorcan a pizarristas en Piura.

17.- Los hijos de Pizarro en Piura.

18.- Vaca de Castro llega a Piura.

19.- Castigan a almagristas piuranos.

20.- El auge de Paita.

21.- Arrieros y piaras.

22.- Las principales familias en los primeros 50 años

 

18.- Vaca de Castro llega a Piura

Tras de pasar por Guayaquil, Vaca de Castro arribó por tierra a San Miguel de Piura y en breve tiempo dispuso la distribución de sus fuerzas.

Había salido de Quito sólo con 120 hombres, pero en el camino aumentó grandemente sus efectivos.

Benalcázar tratando de recuperar la buena voluntad del licenciado, llegó a Piura ofreciéndose corno mediador ante Almagro el Mozo sobre el cual tenía cierto ascendiente, pero Vaca de Castro no aceptó la oferta. Tampoco admitió el aporte de sus soldados. Lo cierto es que el Licenciado ya no necesitaba más gente y se consideraba seguro con el apoyo de los antiguos capitanes de Francisco Pizarro y de las adhesiones que recibía de todas partes.

Vaca de Castro antes de proseguir al sur, hizo un alto en el tambo de Catacaos en donde recibió la visita de los curacas de la región y hasta el de Olmos acudió a saludarlo.

Los curacas Lucas Cutivalú de Catacaos, Narciso Acapullan de Sechura, Domingo Copiz de Santo Domingo y Francisco Achútiga de Colán, se presentan ante el licenciado para reclamar la propiedad de las tierras de cultivo desde el litoral de Paita hasta Olmos, haciendo conocer que a la llegada de don Francisco Pizarro pagaron al tesorero real Antonio Riquelme cuando estaba en San Miguel de Tangarará, 20,000 pesos por todo el sobrante de esas tierras y que por concepto de encomiendas, tributo personal, quintos, mandas y sínodo llevaban abonados 300,000 pesos. Todos estos pagos fueron reconocidos por Vaca de Castro que firmó 1,184 recibos y que seguramente significó una nueva sangría a los ya esquilmados indígenas.

Desde entonces y hasta la batalla de Chupas el escenario político se desplaza al Sur del Perú. Almagro el Mozo es vencido y ajusticiado en setiembre de 1542.

    Iglesia de Catacaos

  En Catacaos se detuvo Vaca de Castro y despachó diversos asuntos. También atendió a varios curacas que reclamaban  sus tierras usurpadas. Tuvieron que volver a comprarlas.

1