rebelion_peruana

Carátula

Contenido

Prólogo

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Capítulo XII

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPITULO XII

La Guerra Civil llega a Piura

 

01.- Pizarro visita San Miguel.

02.- La rebelión peruana.

03.- La rebelión de Cosme Chinguel.

04.- La muerte de Almagro.

05.- El escudo de la ciudad de San Miguel.

06.- La misión de Lorenzo de Aldana.

07.- Dudas sobre el escudo de Piura.

08.- El Dr. Garrido Lecca halla al verdadero escudo.

09.- La fundación de Guayaquil.

10.- La leyenda de El Dorado.

11.- Descubrimiento del Amazonas.

12.- Asesinato de Pizarro

13.- Arribo de Vaca de Castro.

14.- Los piuranos y Vaca de Castro.

15.- La rebelión de Almagro el Mozo.

16.- Ahorcan a pizarristas en Piura.

17.- Los hijos de Pizarro en Piura.

18.- Vaca de Castro llega a Piura.

19.- Castigan a Almagristas piuranos.

20.- El auge de Paita.

21.- Arrieros y piaras.

22.- Las principales familias en los primeros 50 años

 

02.- La rebelión peruana

Los hermanos Pizarro dueños del Cuzco, mientras Almagro se encontraba en la desastrosa expedición a Chile, hicieron escarnio de la autoridad imperial del joven Manco Inca, y actuaron con la prepotencia, abuso y soberbia que era característica en ellos y que tantos problemas habían ocasionado siempre.

En esta oportunidad, ellos fueron los causantes de la primera gran rebelión india peruana contra la opresión española.

El extremo del abuso de los Pizarro había llegado hasta el punto de ponerle cadenas al inca. El villac umo hacía mucho tiempo que se había dado cuenta que la existencia del imperio bajo la férula de los españoles sólo era una cortina de humo para permitirles actuar a sus anchas.

Sabiendo los españoles, y sobre todo los pizarristas que el villac umo no les era afecto, se lo endosaron a Almagro y lo enviaron en la expedición; pero el sumo sacerdote se supo dar maña para abandonarlo y reaparecer en el Cuzco, en donde instó a Manco Inca a sublevarse. Eso era en enero de 1536.

Así lo hizo el ultrajado monarca y bien pronto a su voz, decenas de miles de indios lo rodearon dispuestos a seguirlo en la lucha.

La rebelión se propagó pronto por todo el sur del Perú y llegó hasta el centro, pues en mayo de 1536 Tito Yupanqui pone cerco a la ciudad de Lima recién fundada. Sólo los cañaris, chancas y chachapoyas, seguían de aliados de los españoles. Hay que hacer notar que los chancas habían sido enemigos seculares de los incas cuzqueños.

Pizarro se ve en apuros y pide ayuda a las guarniciones de Piura, Trujillo, Quito y también a Panamá y a México, llegando hasta escribirle una carta a don Pedro de Alvarado, pero éste se encontraba haciendo frente a tribus también sublevadas y desaprovechó la gran ventaja de haber retornado al Perú.

Los españoles que antes transitaban libremente por todos los caminos, se vieron obligados a atrincherarse en todos los lugares donde pudieran y sufrir el asedio de indios enardecidos, que algunas veces por el número y la persistencia vencían a los peninsulares, a los que de inmediato daban muerte.

Como la rebelión se extiende, Pizarro ordena la evacuación de las familias de Trujillo y de San Miguel de Piura, hacia Panamá. Los encomenderos llenos de temor en su gran mayoría procedieron a la evacuación de las dos ciudades.

En la lucha cayeron nada menos que 800 españoles. Hubo sin duda una gran mortandad de indios, pero estos no cejaron.

En abril de 1537 estaba retornando Almagro de Chile y la rebelión indígena hacía un año se mantenía con igual vigor.

El Inca Manco le manda a decir que nada tenía contra él y que todo era por el abuso de los Pizarro. Lo invitaba a unir fuerzas para luchar juntos contra los pizarristas, pero el viejo guerrero español cuya lealtad tan injustamente siempre ha puesto en entredicho el historiador Porras, rechaza la propuesta, y rompe el cerco que en el Cuzco tenía en apuros a los españoles. Con eso salva la vida de los Pizarro y de cientos de españoles, pero mal pagarían los hermanos del conquistador y sólo un año más tarde será Almagro el que tenía que pagar con la vida el haber sido confiado y leal.

Ante el angustioso llamado de Francisco Pizarro, parten por mar contingentes de soldados de Trujillo, Saña, San Miguel de Piura y Puerto Viejo. Hay que tener en cuenta que éstas eran ciudades con muy pocos años de existencia y a pesar de todo pudieron prestar los auxilios requeridos.

El capitán Zaera que estaba al frente de la tenencia de gobernación de Puerto Viejo, concurrió con 30 soldados. Las ciudades quedaron de esa forma desguarnecidas por cuyo motivo se aceleró la evacuación de las familias hacia Panamá.

El cerco de Lima fue levantado repentinamente por los indios y los españoles hicieron correr la versión, de que el mismo San Cristóbal se les había unido para luchar contra los sitiadores. Lo cierto era, que al haberse sumado Almagro a la lucha contra Manco Inca, inclinó pronto la balanza del triunfo a favor de los españoles; y eso se sabía por los chasquis.

Aplastada la insurrección peruana, un nuevo capítulo se inicia en el proceso histórico del Perú: comienza la guerra civil entre los españoles.

SACSAHUAMAN

 FORTALEZA DE SACSAHUAMAN 

 

La enorme fortaleza domina a la ciudad del Cuzco, por lo cual Manco Inca fue lo rimero que tomó

 

Los naturales atacan con hondas

 ATACABAN CON HONDAS

 

El Cuzco fue rodeado por una gran masa de indios, pero sus elementos de ataque eran muy primitivos.

Los indios para atacar y defenderse usaron rejones y hondas

 

Rebelión de Manco Inca

REBELIÓN DE MANCO INCA

 

Al partir Almaro a Chile, los hermanos Pizarro quedaron dueños del Cuzco, sin tener en cuenta a Manco Inca para nada y mas bien hasta lo encadenaron. Viendo el Inca que era un instrumento de los españoles, se sublevó y de inmediato decenas de miles de indios  lo secundaron poniendo cerco al Cuzco y tomando la fortaleza de Sacsahuaman.

 

Fortaleza Sacsahuaman

  En la fortaleza se hicieron fuertes, y en las partes altas colocaron vigías.

Lucha en Sacsahuaman

La lucha se centró en la fortaleza.

Caballería de Almagro

La caballería de Almagro atacó con ímpetu.

Lucha Feroz

La lucha cuerpo a cuerpo fue feroz.

Cerco de Lima por Tito Yupanqui

Cerco de Lima por Tito Yupanqui en mayo de 1536.

San Cristóbal

El cerco de Lima fue repentinamente levantado y los españoles dijeron que San Cristóbal los había ayudado combatiendo a los indios.

 

 

 

1