rescate_monto

Carátula

Contenido

Prólogo

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Capítulo XII

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPÍTULO IX

El Zarpazo

 

01.- Los embajadores de Pizarro y de Atahualpa.

02.- El paso de los Andes y la captura de Atahualpa

03.- El rey autoriza la conquista hasta Chincha.

04.- La llegada de Almagro.

05.- El primer español ajusticiado.

06.- Almagro parte a Cajamarca.

07.- El fabuloso botín.
08.- ¿A cuanto ascendía el monto del rescate?

09.- ¿Era Piura el nombre de la región?

10.- La deserción el piloto Juan Fernández.

11.- Los españoles pasan por San Miguel cargados de tesoros.

12.- Rumores de rebelión.

13.- La muerte de Atahualpa.

14.- San Miguel convertido en centro comercial.

15.- Rumiñahui se apodera de Quito.

16.- Las presiones del cabildo de San Miguel.

17.- Atahualpa

18.- Contratos en tiempos de Almagro.

19.- Acta de reparto

 08.- ¿A CUANTO ASCENDÍA EL MONTO DEL RESCATE?

No se ha podido calcular en forma aproximada a cuanto ascendía el Tesoro de Cajamarca, pero algunos historiadores estiman que a cada uno tocó como promedio 10 000 pesos duros, lo que luego doblaron en el Cuzco. El peso duro castellano, era una moneda de plata que pesaba una onza, que equivalían a 10 reales de plata o 490 maravedis.  En abril de 2003, la onza de plata en el mercado mundial de metales valía $ 4.65 lo que significa que los 10.000 pesos duros equivalían a 46.500 dólares. El peso de oro, equivalía a 15 reales o sea 510 maravedis. El ducado de oro equivalía a 1458 maravedis.

 Según Cristóbal de Mena el monto total del rescate ascendió a 3’ 000. 000 de castellanos. Jerez refiere por su parte que se trataban de 326 539 pesos de buen oro lo que no está de acuerdo con el Acta de Reparto, que da 40.860.3 marcos de plata y 971.125 pesos de oro 

 El historiador W. Prescott asegura que fueron 1’326.000 pesos, mientras que  Porras Barrenechea dice que fueron 1’326.539 ducados de oro. Entre el peso que era una unidad de medida, y el ducado de oro que era una moneda, hay una gran diferencia. El notable historiador Prescott es el equivocado, de acuerdo al Acta de Reparto.

           En el reparto entró también el oro que se recolectó en la marcha de San Miguel a Cajamarca.

        Pero no entró en el reparto el trono portátil en el que ingreso Atahualpa a la Plaza de Cajamarca que pesaba 83 kilos de oro de 11 quilates, ni la plata llegada del Cuzco, así como tampoco el oro procedente del mismo lugar que pesaba 4 arrobas que llegó a Cajamarca con el Inca Titu Cusi. Todo esto es mencionado en la “Historia General del Perú” del padre Vargas.

               La mención de diversas monedas antiguas, dificulta el poder establecer una equivalencia exacta con monedas modernas.

 Los maraverdis o maravedisis eran monedas igualmente antiguas, que tuvieron a lo largo del tiempo diverso valor, pero en época de los reyes católicos, 490 maravedis de plata equivalían a un castellano. Un marco valía 130 maravedis. De eso se establece que el castellano era una moneda de mayor valor que el marco.

 El ducado era una moneda que valía 375 maravedis o sea menos que un castellano que valía 490 maravedis.

                 El marco era una unidad de medida antigua para pesar metales preciosos y que equivalía a 8 onzas y 1/5 lo que en gramos actuales era  230 gramos El peso fue otra unidad de medida para pesar metales y equivalía a una onza

        Con estas equivalencias podríamos aventurar algunos cálculos: para tratar de especular con relación a cuanto sacó cada soldado del tesoro el Inca.

         En abril de 2003, la cotización de los metales era la siguiente en el mercado mundial de Nueva York:  1 onza de plata valía $ 4.65 y  1 onza de oro $ 354.00 podríamos hacer los siguientes cálculos con relación al tesoro total, considerando que cada marco pesaba 8 onzas 1/5 y cada peso de oro 1 onza.

 

40. 860 marcos de plata  x 8 1/5  x $ 4.65 $      1’557.982.00
971.125 pesos de oro  x 1 x $ 354.00 $  343’ 778.250.00
Soldados de Infantería
181 marcos de plata x 8 1/5 x  $  4.65 $        6,900.00
4,440 pesos de oro x $ 354.00 $  1’571,760.00

 

No obstante que  nos parece mucho que el oro del rescate llegase a 343 millones de dólares. En febrero de 1996 los periódicos de Lima, informaban  que el Comité Permanente de Reclamaciones Históricas del Perú Colonial pidió al gobierno español que pagase al Perú la fabulosa suma de 647 mil millones de dólares, a que ascendía el pago que hizo el inca Atahualpa, para que sus secuestradores le dieran la libertad y no cumplieron. Ese monto no incluís los intereses.

 Los soldados de caballería obtuvieron  el doble en el reparto. Es decir que un caballo  rendía como un soldado de a pie.

 Como hemos dicho, los soldados se convirtieron de la noche a la mañana en millonarios. Pero eso no era todo, como el oro siguió llegando después del reparto, se hizo otro mas  el 25 de Julio.

          Como la ambición ciega; fueron pocos los españoles que se dieron por satisfechos con lo que tenían y en la primera oportunidad emprendieron el retorno a San Miguel, para de allí dirigirse a Panamá y regresarse a España. Los que así lo hicieron no solo fueron considerados en su tierra natal como gente de leyenda, sino que en base a sus riquezas logradas en el Perú llevaron una  vida cómoda y placenteramente y no pocos elevaron notablemente su nivel social.

 Pero la codicia y la sed de aventuras, pudo más y la gran mayoría continuó con Pizarro la marcha al Cuzco en donde pronto  se vieron recompensados con creces logrando riquezas mayores que las de Cajamarca. ¡ Era una locura ¡ Pero  gran parte  de esos españoles murieron de forma trágica en las Guerras Civiles. Cuando pasó el vendaval de odios y luchas, los que lograron sobrevivir se asentaron en diversas ciudades como respetables vecinos y muchos fueron el tronco de linajudas familias virreinales.

Pedro Sancho de la Hoz

PEDRO SANCHO DE LA HOZ

 

Escribano de Pizarro fue el encargado de repartir el cuantioso botín y de levantar el acta de reparto.

1