Carátula

Contenido

Prólogo

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Capítulo XII

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPÍTULO I

El Descubrimiento de América

 

01.- Termina la historia media.

02.- El mundo a fines del siglo XV

03.- Idea de la esfericidad de la tierra.

04.- Los vikingos llegan al nuevo continente.

05.- Cristóbal Colón.

06.- El peregrinaje de un visionario.

07.- Los Pinzón y las carabelas.

08.- El 12 de octubre de 1492.

09.- Nuevos viajes.

10.- El nombre de América.

11.- El tratado de Tordesillas.

12.- Los judíos en la expedición.

13.- Los ingleses pudieron descubrir América.

14.- Colón y el descubrimiento en debate en 1992.

 

09.- Nuevos Viajes        

Las hazañas de Colón se difundieron no solamente en España, sino en el resto de Europa, sobre todo en Portugal que era por entonces una potencia naval, en Inglaterra que emergía como un poder marítimo y en Francia que buscaba su unidad nacional. Ambiciones, envidias, suspicacias y un deseo desenfrenado de lograr provecho propio en las nuevas tierras, fue el común denominador.

Colón propuso capitanear una segunda expedición y en esta oportunidad todo lo encontró allanado, en forma tal que el 25 de setiembre, 14 carabelas partían del Puerto de Cádiz, con 1.200 hombres. Con ellos iban soldados, sacerdotes, un buen número de nobles, caballos, ganado, semillas de plantas que no crecían en los nuevos territorios y también retornaban 5 indios caribeños, 3 quedaron enfermos y 2 habían muerto. El 3 de noviembre llegaron a una isla a la que llamaron María Galante, nombre que aún tiene, luego descubrieron otra isla más grande que llamaron Dominica nombre que todavía  conserva.

Poniendo rumbo hacia el norte descubrieron la isla Guadalupe, donde desembarcaron y comprobaron que los indígenas eran antropófagos. Después descubrió la isla Monserrat, luego la isla Santa Cruz donde permanecieron dos días siendo atacados por indios de ambos sexos que tripulando canoas les arrojaban gran cantidad de flechas muriendo dos españoles en el ataque. La escuadrilla estaba al mando de una mujer. Se hizo zozobrar las canoas pero los indios nadando se refugiaron en unas peñas en donde siguieron atacando. Se iniciaba así la resistencia del Nuevo Mundo, a una era de conquista, de dominio y de servidumbre.

Luego tocó Colón en la gran isla de Borinquen, a la que Colón puso por nombre San Juan y luego cambió por el de Puerto Rico. El 27 de noviembre estaba nuevamente en La España frente a lo que era fuerte Navidad, el cual estaba reducido a cenizas y desaparecida la guarnición. Según informó después el cacique Guacanagari, los españoles del fuerte habían actuado con mucha fuerza contra los indígenas y varios caciques se rebelaron y atacaron a los españoles, saliendo él mismo herido al tratar de defenderlos. Luego Guacanagari desapareció, pero se le volvería a ver después.

Colón decidió entonces actuar con mano dura con los indígenas y los tomó para trabajos forzados en los lavaderos de oro de los ríos, donde  había en tal abundancia este, metal precioso que Colón persistiendo en su error creía que la isla era el territorio fabuloso de Ofir. El 2 de febrero de 1494 envió a España 12 barcos cargados con oro y diversos productos vegetales. En este convoy se embarcó fray Bernal Buil, que como primer general de su orden en las nuevas tierras, llevaba ante sus superiores un informe sobre los abusos de Colón contra los naturales, y de la forma como el almirante había privado tanto a él como a otros religiosos de la orden, de alimentos por haber protestado.        

Es por lo tanto este religioso y no fray Bartolomé de las Casas el Apóstol del Nuevo Mundo.

Colón demostró al poco tiempo que era tan buen marino como mal gobernante, pues no sabia granjearse la estimación y menos el afecto de sus subordinados, careciendo en absoluto de don de mando. Por eso, ya en marzo de 1494 había una gran cantidad de descontentos que deseaban retornar a España, porque no podían tolerar al almirante, habiéndose puesto al frente de ese grupo rebelde el capitán Bernal Díaz de Pisa.

Colón hizo incursiones al interior de la isla y viajes por mar, descubriendo la isla de Jamaica, dejando siempre encargado de la gobernación de la Isabela a su hermano Diego, que era tan mal o peor administrador que el mismo Colón. También se les había unido Bartolomé Colón.

Mientras tanto los reyes resolvieron establecer un servicio mensual de trasporte entre España y las nuevas tierras, de tal modo que muy pronto llegaron a España todas las noticias buenas y malas, de la administración del almirante.

Colón reprimió con dureza algunas rebeliones de los indios en forma tal que la viuda del principal reyezuelo de la isla, llamada Anacaona volvió a revelarse y en esta oportunidad logró la adhesión de Guacanagri que había estado oculto. Los indios aplicaron una política de tierra arrasada ya que no podían enfrentar de otra forma a los españoles. Destruyeron las plantaciones se refugiaron en las montañas y como consecuencia del hambre y de los combates con los peninsulares quedaron en dos años reducidos a la tercera parte. Por su lado los españoles limitados a su guarnición se veían amenazados por el hambre, lo que creó malestar.

Colón se hizo aborrecer por los propios españoles por la dureza e injusticia de su gobierno siendo acusado ante los reyes de ser cruel, odioso e indigno de toda gobernación y hasta el padre de las Casas, que fue su biógrafo y defensor, admite que siendo Colón un agente providencial, estaba sin embargo sujeto a las debilidades humanas, y que incurrió en grandes desaciertos que no empañan empero su gloria. En agosto de 1494 Colón había pensado viajar a España pero envió a su hermano Diego, remitiendo a 500 indígenas para ser vendidos como esclavos en Sevilla.

Los reyes enviaron a don Juan de Aguado, que era amigo de Colón para que investigase las denuncias, y el informe que emitió fue en el sentido de que tales denuncias eran fundadas. Colón que presumía que el informe le iba a ser desfavorable decidió regresar a España para defenderse. Los reyes confirmaron su confianza en el almirante; pero la opinión publica española le era decididamente desfavorable. Eso fue sin duda el motivo por el cual Colón en este nuevo tercer viaje no encontró mucha gente voluntaria para acompañarlo, y se vieron en la necesidad de emplear convictos.

De ese modo, en 8 barcos partió el 30 de mayo de 1498 con 40 jinetes, 100 infantes, 60 marineros, 20 mineros, 50 labradores, 20 obreros de diversos oficios, 30 mujeres y además, médicos y músicos. Al momento de partir tuvo un gran incidente con un contador, Jimeno de Bribiesca de lo que los Reyes tuvieron conocimiento con mucho enojo. El 31 julio la flota se encontraba frente a una gran isla que fue bautizada con el nombre de Margarita que aún tiene, siendo recibidos hostilmente por los naturales que eran de tez más blanca y usaban turbantes, lo que contribuyó a que Colón creyese más en su error de estar en el continente asiático. Siguió navegando y el 2 de agosto tocó las costas de América del Sur, sin imaginar el gran descubrimiento que había hecho. Sin embargo creyó que en ese lugar había estado el paraíso terrenal.   

Colón al partir a España había dejado la gobernación encargada a sus hermanos Diego y Bartolomé, pero encontró que la colonia se encontraba en estado de franca rebelión, y tras de muchas deliberaciones, y llegar a un primer acuerdo con Francisco Roldán, jefe de los descontentos, se volvieron a producir actos de insubordinación que Colón castigó con mano dura dictando algunas sentencias de muerte, con lo que se excedió.

Para lograr mayores beneficios económicos, para la corona Colón envió cinco barcos cargados con indios para ser vendidos como esclavos, lo que indignó a la Reina Isabel.

Los reyes resolvieron entonces enviar con plenos poderes al comendador de Calatrava, don Francisco de Bobadilla, el cual llegó a la “Española” el 23 de agosto de 1500  y encontrando sólo a Diego Colón, porque Cristóbal estaba en el interior, ordenó que se le resignara el mando a lo que Diego se negó; motivando su arresto. El almirante tuvo que admitir que en la documentación presentada por el enviado real, no sólo se le quitaba todo el mando, sino que hasta se le negaba el tratamiento de Virrey a que tenía derecho. Una gran cantidad de acusaciones se formularon contra los hermanos Colón y se aseguraba que deseaban crear una dinastía en las nuevas tierras. Bobadilla actuando con suma ligereza decidió apresar y encadenar a Cristóbal y a Bartolomé, enviándolos esposados en  una carabela, hecho que algunos historiadores niegan.

Dicen que el capitán de la nave Alonso de Vallejo quiso quitar la cadena a Colón, pero que éste resentido, se negó a ello continuando así durante toda la travesía, porque era su propósito desembarcar de ese modo en España.

El desembarco de Colón esposado conmovió a España, pero Colón se presentó el 17 de diciembre ante los reyes que estaban en Granada, no como un hombre derrotado, sino ricamente vestido y con una escolta de honor. Los reyes lo recibieron con mucha distinción y desaprobaron la conducta de Bobadilla y lo destituyeron, volviendo a restaurar al almirante en todos los derechos, pero la reina con lágrimas en los ojos le pidió que dejase pasar algún tiempo para que los ánimos se serenasen en “La Española” antes de retornar, lo que Colón consideró conveniente.

El 9 de mayo de 1502 partió Colón del puerto de Cádiz con 150 hombres, su hermano Bartolomé y su hijo Fernando de 13 años, tenido de su segundo matrimonio. Hacía año y medio que había retornado a España.

En “La Española” se encontraba de gobernador en lugar de Bobadilla, el caballero de la orden de Alcántara, Nicolás de Ovando, que reprimió con mano dura a los sublevados indios haciendo quemar a 40 principales y ahorcar a Anacaona y a su pariente el cacique Guacanagari.

Colón tenía la orden de no tocar en “La Española” en el viaje de ida, pero teniendo gran necesidad de arreglar sus buques maltratados en la travesía  pues eran muy pequeños  arribó a la isla el 29 de Junio, negándose Ovando a recibirlo. Empezó entonces Colón una larga travesía que lo llevó a la América Central explorando las costas de lo que ahora son las repúblicas de Nicaragua, Honduras, Costa Rica y Panamá pero al tener que enfrentar una gran cantidad de tempestades y huracanes, quedó sin ningún barco en Jamaica, teniendo que hacer frente a frecuentes rebeliones de la gente que lo acompañaba; era enero de 1504 y había estado deambulando por el mar Caribe un año y 7 meses. Colón y su gente quedaron aislados en Jamaica. Dos valientes integrantes de la expedición en piraguas indias se aventuraron a cruzar el mar y lograron llegar a “La Española”, pero Ovando se negó a enviar una expedición de rescate. Entonces los oficiales Méndez y Fieschi, lograron armar en Jamaica un pequeño barco, cuyo valor pagaría Colón y así pudieron salir de la isla  el 24 de junio de 1504, dirigiéndose a “La Española” en donde Ovando ya no pudo seguir negando la ayuda. El 12 de setiembre Colón con su hijo y su hermano Bartolomé retornó a Europa, llegando sólo en una embarcación el 7 de noviembre al puerto de San Lucar.

Nueve días después de arribar Colón a España, es decir el 26 de noviembre de 1504, moría la reina Isabel. Eso impactó tremendamente el espíritu del almirante porque había sido la soberana, una de las personas que más lo había comprendido. Por entonces Colón estaba prematuramente envejecido y padeciendo de gota.

Como era natural y respetando el duelo oficial, recién en mayo del año siguiente (1505) se presentó Colón ante el rey Fernando en Sevilla. Muchos  historiadores aseguran que el monarca se portó son gran ingratitud y que el almirante murió pobre y abandonado pocos meses después, todo lo cual es falso.

No sólo Fernando, sino Isabel, eran del criterio de que el gran hombre no tenía condiciones como político, y que por lo tanto no podía dirigir los destinos de las nuevas tierras que había descubierto. Con los años, el carácter de Colón se había tornado más atrabiliario y terco, e igualmente vengativo. Le propuso el rey Fernando hacerlo señor de la ciudad Carrión de los Condes en el reino de Castilla (actualmente provincia de Palencia) y además asegurarle una renta tal que le permitiera vivir con magnificencia, pero Colón insistió en la Gobernación de las nuevas tierras para él o para su hijo, y que se castigase severamente a Ovando, agregando que en cuanto a sus rentas era cuestión que verían sus abogados de acuerdo a las Capitulaciones que él había firmado con los reyes. Es decir que no quería discutir la parte económica, que consideraba estaba garantizada por las Capitulaciones.     

Al monarca contrarió mucho la insistencia vengativa de Colón contra Ovando, y para contentar a Colón favoreció el casamiento de Diego Colón su hijo, con una principal de España, doña María de Toledo.

Colón murió en mayo de 1506 el día de la Ascensión que normalmente se celebraba el 20 de ese mes, pero, por ser fiesta movible tal  año se celebró el 21.

De acuerdo a lo expresado en su testamento, no sólo tenia una buena fortuna, sino también rentas seguras para sus descendientes, regalías y privilegios.  

Los restos de Colón recibieron una primera sepultura en el convento de San Francisco de Valladolid y luego en Santa María de las Cuevas en Sevilla. Había sido deseo de Colón que lo enterrasen en “La Española”, tales deseos, parece que fueron en 1536, cuando recién se cumplieron, y fue sepultado en la Catedral de Santo Domingo, pero en 1795, España se vio obligada a ceder a Francia la parte Occidental de la isla La Española,  (hoy República de Haití),  y se creyó más seguro trasladar los restos a la Catedral de la Habana (15 de Enero de 1796). Se asegura que el Canónigo de la Catedral de Santo Domingo (después se llamó Ciudad de Trujillo y ahora nuevamente Santo Domingo) entregó los restos de Diego Colón, el hermano, y que los del almirante fueron guardados en secreto a la izquierda del altar mayor, de la catedral de Santo Domingo, los que fueron descubiertos en 1877 dentro de una caja de plomo, con una inscripción, que dio mayor credibilidad al hallazgo. En 2003 aun existían las dudas sobre el lugar donde estarían los restos de Colón, y unos decían que estaban en Sevilla y otros en Santo Domingo, por lo cual se veía la posibilidad de utilizar el ADN.   

 

ISLA DE SANTO DOMINGO O LA ESPAÑOLA

 

LA ESPAÑOLA

 Colón estuvo breve tiempo en la Isla de Guanahaní. Siguió  navegando y costeó la parte norte de la Isla de Cuba, a la cual le dio el nombre de Isla Juana en honor a la reina y luego la de Santo Domingo, a la que llamó “La Española” y allí desembarcó.

 El 24 de diciembre, la nave capitana “Santa María” se estrelló en unas peñas. Con los restos del maderamen construyeron el Fuerte Navidad que fue el primer edificio que se hizo en el Nuevo Mundo.

 

RUTAS DEL PRIMER VIAJE

Colon dejo la Isla de Guanahani a la que puso por nombre San Salvador, luego siguió su viaje y llego a lo que ahora es la Isla de Cuba a la que llamo Isla Juana en homenaje a la princesa Juana a la que la historia conoce como Juana la Loca; creyendo que había llegado a Cipango, siguió costeándola y llego a la Isla de Santo Domingo a la que llamo La Española y allí fundo la primera ciudad española que llamó Isabela, en homenaje a la reina Isabel La Católica.

CARABELA LA SANTA MARIA

La Carabela  La Santa Maria, era la nave almirante y la comandaba Colon.  En la noche del 25 de Diciembre de 1492 la nave encayó y se perdió.  Ningún marino murió y con ayuda de los indígenas se pudo salvar todas las bodegas, igualmente todos los víveres que habían en las bodegas.

LUGAR QUE OCUPE EL FUERTE NAVIDAD

 

EL MODERNO FUERTE NAVIDAD

Colon siempre con ayuda de los indígenas construyo un fuerte con el maderamen de la nave cayada y le puso por nombre Fuerte Navidad, porque la tragedia de la carabela ocurrió precisamente en la noche de navidad.

El Fuerte Navidad fue el primer edificio que construyeron en América personas venidas de Europa. 

Este fuerte no duro mucho pues en una rebelión de los indígenas fue destruido.

La fotografía de arriba muestra el lugar donde estuvo ubicado el Fuerte Navidad y la fotografía de abajo es el moderno fuerte que han construido los cubanos en recuerdo de la anterior.

RUTA DEL PRIMER VIAJE

El 16 Enero de 1493, Colon emprendió el viaje de regreso a España al mando de la carabela La Niña junto con La Pinta que comandaba Martin Alonso Pinzón.  En el Fuerte Navidad dejaron una guarnición de 39 hombres.

El 15 de Marzo Colon hacia su ingreso al Puerto de Palos y por tierra se dirigió a Barcelona donde estaban los reyes católicos.

RECIBIMIENTO TRIUNFAL DE COLON

Los reyes católicos dieron un recibimiento triunfal a Colon y se asombraron de los indígenas que había llevado así como de animales y vegetales que eran desconocidos en Europa.

Los reyes otorgaron nuevos merecimientos a Colon y en el escudo que ya Colon tenia pusieron como divisa lo siguiente "por Castilla y por León nuevo mundo hallo Colon".

Las hazañas de Colon se difundieron rápidamente en España y el resto de Europa causando conmoción.

RUTA DEL SEGUNDO VIAJE

El 25 de setiembre de 1493, Colón partió en un segundo viaje, del puerto de Cádiz,  con 14 carabelas  y 1.200 hombres. Tras de costear varias islas del Caribe, llegó a La Isabela,  el 27 de noviembre y encontró que los indígenas se habían sublevado, destruído el Fuerte Navidad y matado a su guarnición.. Colón castigó con mucho rigor a los indígenas y principió a gobernar muy duramente hasta a los mismo españoles motivando quejas y rebeldías. Colón demostró que era muy buen marino, pero un mal gobernante.

RUTA DEL SEGUNDO VIAJE

La represión contra los indios causó una rebelión general  al frente de la que se puso el curaca Caonabo que murió luchando. Asumió la lucha, su viuda Anacaona, cuyo nombre significa Flor de oro.  mujer joven, inteligente y muy bella que al principio admiraba a los españoles y terminó odiándolos. Los españoles le tendieron un innoble celada, y cayó prisionera siendo ahorcada.

RUTA DEL TERCER VIAJE

Los reyes para investigar los sucesos en La española, enviaron al visitador  Juan de Aguado.  Entonces Colón viajó a España para justificar su conducta ante los reyes.

Se le autorizó un tercer viaje y el 30 de mayo de 1498 salió con poca gente en 8 barcos.

llegó a una isla que llamó Margarita y costeó una parte  norte de la América del Sur. Colón encontró que los españoles de La española estaban sublevados contra su hermano Bartolomé, encargado de la gobernación.

 

FRANCISCO BOBADILLA

Colón hasta llegó a dictar  sentencias de muerte contra españoles y envió a España, cinco barcos cargados de indios rebeldes que inconsultamente había reducido a la esclavitud. Eso indignó a la reina que había dispuesto que se considerase a los indígenas como hombres libres súbditos de España.

La reina envió entonces al Comendador. Francisco de Bobadilla con amplio poderes. Este también se excedió en atribuciones y abusos y puso preso a Diego el hijo de Colón, a Bartolomé hermano  de Colón, y hasta a Colón mismo.

 

COLON ENCADENADO

Bobadilla envió a España encadenados a Colón y a su hermano Bartolomé. El Capitán del barco  Alonso de Vallejo quiso quitarle las cadenas a Colón, pero éste se encontraba muy resentido y así desembarcó en España..Luego visitó a los reyes que estaban en Granada , los que le dieron excusas y desaprobaron la conducta de  Bobadilla

RUTAS DE LOS VIAJES DE COLON

Colón estuvo año y medio en España, y  el 8 de mayo de 1502 partió del puerto de Cádiz  con 150 hombres, con su hermano Bartolomé y su otro hijo Fernando.

Era su cuarto y último viaje, pero no debía tocar en La española para no causar problemas. Estuvo costando la América Central  y el 12 de setiembre de 1504. con su hijo y su hermano Bartolomé, retornaron a Europa, donde llegaron el 17 de Noviembre. Nueve días después fallecía la reina Isabel.. Colón murió  en mayo de 1506.

 

1